+34 910 075 213
mclalepra@gmail.com

Noticias

Cómo cambió la lucha para vencer la lepra este septiembre

El último bailarín tradicional filipino acaba de salir del escenario, el anfitrión del evento Miss Filipinas nos ha despedido y la cena de celebración del XX Congreso Internacional de Lepra (CIL) celebrado en el Centro Internacional de Conferencias de Filipinas ha llegado a su fin. Ahora es el momento de reflexionar un poco sobre lo que ha significado esta conferencia.

Se celebra cada tres años y tiene como objetivo compartir las últimas investigaciones y aprender de la lucha contra la lepra y la lucha por la plena inclusión y los derechos humanos de las personas afectadas por la enfermedad.

“The Leprosy Mission” fue el centro de eventos emocionantes.

Cada uno de los 1,000 asistentes habrá sacado algo ligeramente diferente del evento, lo que tal vez sea inevitable ya que hubo más de diez talleres temáticos en paralelo.

“The Leprosy Mission” (TLM), como era de esperar de la organización centrada en la lepra más antigua y más grande del mundo, hizo una contribución significativa, con 95 delegados que participaron de 12 países, dando más de 80 talleres y presentaciones de carteles, además de proporcionar uno de los oradores principales de la etapa principal en Joydeepa Darlong, quienes hablaron poderosamente sobre los avances en el manejo de las reacciones y la neuritis.

Para mí fue notable la gran cantidad de sesiones de talleres que analizaron lo que aprendimos al usar la profilaxis posterior a la exposición (PPE). PPE es una forma innovadora y de impulso de interrumpir la transmisión y reducir aún más los números de casos, particularmente cuando se usa junto con la búsqueda activa de casos renovados y el rastreo de contactos.

Tales discusiones frecuentes sobre PPE fueron un cambio significativo en la misma conferencia celebrada hace tres años en Beijing. La Misión de la Lepra tiene mucho que aportar en esta área y espero ver cómo podemos aplicar lo que hemos aprendido sobre PEP en nuestro trabajo diario.

La voz de las personas afectadas por la lepra.

La voz de las personas afectadas por la lepra fue fuerte en la CIL y a través de ellas se debatió mucho sobre el uso del nombre médico para la lepra, la enfermedad de Hansen. La lepra se conoce médicamente como “enfermedad de Hansen” porque el hombre que descubrió la bacteria que causa la lepra se llamaba Hansen.

Las discusiones se centraron en si el término “enfermedad de Hansen” debería usarse más que el término “lepra”. Se ha sugerido que el uso de este término ayudaría a evitar parte del estigma asociado con la enfermedad. Hay una variedad de puntos de vista sobre esto y TLM participará activamente en estas discusiones para garantizar que estamos escuchando.

La CIL fue un espacio para la innovación y el entusiasmo.

Las innovaciones digitales también ocuparon los titulares, con continuos avances en forma de una aplicación móvil que actúa como una herramienta de diagnóstico. La aplicación permite a los trabajadores de la salud en las comunidades reconocer los primeros signos y síntomas de la lepra a través de las imperfecciones de la piel. También hay avances en las posibles vacunas y en el potencial de herramientas digitales que se utilizarán para aumentar las habilidades y el conocimiento. Las herramientas digitales también podrían usarse para ayudarnos a mejorar nuestro mapeo o rastreo de la enfermedad, de modo que podamos enviar recursos a los lugares que más los necesitan.

Además de las sesiones principales, con tantas personas de todo el mundo juntas, fue estimulante ver la gran cantidad de reuniones informales que se organizaron durante las comidas y los descansos.

Este tipo de reuniones llevó a que se inyectara un nuevo impulso en los enfoques de colaboración para abordar la lepra en la República Democrática del Congo y Nepal. También condujeron a un mayor compromiso entre las organizaciones clave en la lucha contra la lepra.

CIL es un momento ocupado, pero eso significa que hacemos mucho.

En cierto sentido, con tanto progreso, la CIL puede ser una experiencia bastante abrumadora, pero el intercambio de aprendizaje, la generación de nuevas ideas y las conexiones realizadas con otras personas y organizaciones hacen que valga la pena.

La CIL deja a todos los asistentes con un nuevo sentido de lo que es posible y una nueva inyección de energía y una determinación renovada para ganar la lucha contra la lepra.

English Idioms by theidioms.com